Hampton Court Palace

El Hampton Court Palace es uno de los palacio más espectaculares y por su ubicación, en Richmond upon Thames, es perfecto para ser visitado desde Londres. Si quieres aprender más sobre la extraordinaria historia de este edificio y descubrir como visitarlo, no te pierdas este artículo.

El Hampton Court Palace

La historia del Hampton Court Palace se remonta a la época de los Tudor y fue construido y habitado por la realeza ya a principios del siglo XVI, mucho antes que el Buckingham Palace. El habitante más célebre del palacio fue probablemente Enrique VIII que se estableció en este palacio en el año 1536. Así, como curiosidad cabe destacar que este es uno de los dos únicos castillos propiedad de Enrique XVIII que aún esta en pie.

Hampton Court Palace

Aunque este palacio con aire de fortaleza fue residencia de la corona de forma casi ininterrumpida durante los siglos XVI y XVII, ésta no lo habita desde el siglo XVIII, aunque si ha sido utilizado en múltiples ocasiones para celebrar bodas y diferentes celebraciones reales.

Arquitectura del Palacio de Hampton Court

Aquí encontraréis elementos arquitectónicos de estilo Tudor entremezclados con zonas barrocas. El palacio esta compuesto principalmente por cuatro grandes patios, varias plazas menores, un espacio exterior conocido como Outer Green,  más de 300 hectáreas de jardín y un gran foso que data de la época de Enrique VIII.

La puerta exterior del castillo se llama Throphy Gate y es conocida por estar custodiada de dos grandes escudos sostenidos por las estatuas de un dragón y unicornio. Una decoración de lo más peculiar que data de la época del rey Jorge II. Una vez dentro nos encontramos con la gran entrada formada por dos torres, que aunque modificada en 1771 se mantiene bastante fiel a la original de 1515.

Hampton Court Palace

Otro de los puntos de visita imprescindible desde el punto de vista arquitectónico (e histórico) es la entrada conocida como Anne Boleyns Gate (puerta de Ana Bolena). Esta es la entrada interior del palacio, que encontraréis después de cruzar el foso y atravesar las primeras puertas (ver foto anterior). Directamente sobre esta puesta se encuentra el reloj astronómico del palacio, uno de los pocos relojes medievales anteriores a Copérnico que aún se conservan.

Reloj astronomico del Hampton Court Palace en Londres

En cualquier caso, es importante destacar que el palacio ha sufrido múltiples cambios, reparaciones y añadidos a lo largo se du historia por lo que es posible encontrar en el diversos estilos arquitectónicos. Especialmente llamativo es el contraste entre la parte más antigua de la época Tudor y la parte sudeste del palacio, mucho más moderna y renovada.

¿Que puede visitarse en el Hampton Court Palace?

El Palacio de Hampton Court es muy grande por lo que os recomiendo que si queréis visitarlo en su totalidad y disfrutar de sus bonitos jardines reserváis por lo menos 4 horas para ello. Algunos de los puntos más especiales del recinto son los que destacamos a continuación:

El interior del palacio

Merece la pena visitar todo el interior del palacio, de marcado estilo Tudor, pero aquí os enumeramos las cosas que de ninguna forma deberíais perderos:

  • The Great Hall: es uno de los últimos salones medievales construidos y uno de los teatros más antiguos de Inglaterra. Esta sala rectangular de altos techos esta decorada con algunos de los tapices más preciados de Enrique VIII. Además, en el año 1603 fue el escenario de un espectáculo de Navidad ofrecido por la compañía de teatro de Shakespeare para el Rey Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia.
  • Chapel Royal: Esta pequeña capilla de Hampton Court ha estado en uso desde hace más de 450 años y es un punto lleno de historia que sin duda hay que conocer si se visita este palacio. Su elaborado techo azul de estilo Tudor fue instalado en el año 1530  por Enrique VIII aunque el interior de la capilla fue re-decorado por la reina Ana de Gran Bretaña a principios del siglo XVIII. La historia cuenta que fue en esta capilla dónde Enrique VIII recibió la carta que acusaba a su quinta esposa, Catalina Howard, de adulterio. Catalina fue acusada de traición y ejecutada en diciembre de 1541 en la Torre de Londres. Actualmente, una de las cosas que más público atrae hasta este pequeño templo es que acoge una reproducción exacta de la corona del Rey Enrique. Además, quienes lo deseen aún pueden disfrutar de una misa en esta capilla y los domingos al mediodía se ofrecen recitales de música. Si no os interesa asistir al culto, aseguraos de consultar los horarios de visita libre cuando lleguéis al palacio.
  • Los departamentos de Guillermo III: Unas majestuosas escaleras nos llevan hasta los departamentos de estado de Guillermo III formados de varias habitaciones. En el Hall, que nos dará paso a el salón en que se encontraba el trono del monarca y en el que se realizaban la mayoría de reuniones, encontramos decenas de armas colgadas de sus paredes. La que parece la habitación principal, no es un dormitorio, sino el lugar en el que el rey se vestía cuando tenía visita. Así, en realidad, la zona en la que el Rey Guillermo y su esposa realmente vivían se encuentra en la planta baja y es mucho más discreta que los departamentos de estado.
  • La cocina de Enrique VIII: Se considera que la cocina del Hampton Court Palace era la mayor cocina Tudor de todo Inglaterra y que en aquellos tiempos más de 200 personas trabajaban en ella.  Es maravilloso entrar en este espacio e imaginarse como sería en el siglo XVI dar de comer a toda una corte real sin ninguna ayuda tecnológica. Pasea por esta laberíntica cocina y descubre los hornos de leña que consumían más de un millón de troncos al año ¡Casi pueden olerse los asados!

Exposiciones de arte

El palacio también cuenta con varias exposiciones de arte interesantes como la Young Henry VIII Exhibition.En esta exposición se nos presenta una imagen alternativa a la que todos tenemos del mujeriego y tiránico rey. Aquí se muestras testimonios personales de las tres personas que mejor conocían a Enrique VIII: Catalina de Aragón, Thomas Wolsey y él mismo. ¡Descubre como era el rey más infame de Inglaterra antes de convertirse en un monstruo!

Así mismo encontraréis algunas de las mejores obras de arte de los años dorados del Hampton Court Palace, además de algunas de las mejores obras modernas relacionadas con la casa real inglesa, en la Cumberland Art Gallery y la Mantegna Gallery.

Los jardines del Palacio de Hampton Court

Los jardines del Hampton Court cuentan con más de 300 hectáreas de extensión y están formados por diferentes áreas inspiradas en ls diferentes habitantes del mismo. Aunque toda la zona verde que rodea el palacio se merece una visita, los dos puntos más populares son:

  • Privy Garden: Este es probablemente el más famoso de los jardines del Palacio de Hampton Court y ha sido restaurado a imagen y semejanza de como se cree que hubiese sido en el año 1702, en época de Guillermo III.
  • El laberinto (The Maze): Este laberinto diseñado por George London y Henry Wise fue construido en el año 1700 por Guillermo III, es el laberinto más antiguo del reino único y está considerada la construcción de este tipo más famosa del mundo. Este laberinto esta formado con los setos del jardín y es mucho más complejo de lo que parece desde fuera, se considera que los visitantes necesitan 20 minutos de media para llegar a el centro y otros tantos para volver a salir. El Maze del Hampton Court fue el primero en añadir la estructura de puzzle con diversos caminos y opciones, hasta entonces todos los laberintos de Inglaterra habían sido de una sola calle, normalmente de recorrido circular.

Hampton Court Palace

Magic Garden (solo en verano)

Esta es la parte de los jardines del Hampton Court Palace que más gusta a los más pequeños de la casa. Si visitáis este palacio de Londres en familia durante los meses de verano, no olvidéis hacer una parada en este mágico patio de juegos. Aquí encontraréis dragones, cuevas mágicas y torres de colores que conquistar para que los niños puedan dar rienda suelta a su imaginación en un mundo de criaturas místicas, guerreros medievales y exploradores audaces.

*Si no tenéis entrada al palacio pero aún queréis visitar el Magic Garden y el laberinto, podéis comprar en taquilla un ticket limitado a estas zonas por un coste de 7 £ para adultos y 5.20 £ para niños. Con este ticket NO podréis entrar al Palacio ni a los jardines reales.

Entradas para el Palacio de Hampton Court

Las entradas al palacio pueden comprarse de forma anticipada online. Esta es la opción que nosotros personalmente recomendamos ya que es la mejor forma de asegurarse la entrada en la fecha deseada. Especialmente durante los meses de verano la afluencia al castillo es muy alta y es habitual que se cierre al público con motivo de eventos especiales. Por ello siempre recomendamos comprar con antelación para asegurarte de que no te desplazas hasta allí de forma innecesaria.

De esta manera el Hampton Court Palace cuenta con dos tipos de entradas, la flexible y la de fecha fija, algo más económica. Con ambas entradas tendrás acceso a todas las zonas que hemos descrito anteriormente.

VER ENTRADAS BARATAS AL HAMPTON COURT PALACE   VER ENTRADAS CON FECHA FLEXIBLE

Consejo: Este palacio esta incluido en el pase de los palacios que permite visitar la Torre de Londres, el Kensington Palace y el Hampton Court Palace ahorrando hasta un 10% en las entradas. Puedes ver más detalles sobre este ticket combinado aquí → Three Palace Royal Pass

¿Cómo llegar desde Londres al Palacio de Hampton Court?

Aunque este palacio está algo más alejado de Londres es muy sencillo llegar hasta el en tren (South Western Railway desde Waterloo). Por otra parte, si estáis pensando en combinar la visita al Palacio de Hampton Court con la visita al Castillo de Windsor, existe un servicio de Shuttle que conecta ambos edificios por un precio de 10£ → Ver transporte de Hampton Court Palace a Windsor Castle.


Hampton Court Palace Festival

Una vez al año (en junio) se celebra aquí uno de los mayores festivales de música y arte de Londres, el Hampton Court Palace Festival, que este año 2018 cuenta con Lionel Richie, Tom Jones y los Beach Boys en su cartelera. ¡Nada como ver un gran concierto con el Hampton Court Palace iluminado como telón de fondo!

Sobre la autora
Laura

Hola, soy Laura, y una viajera empedernida como la mayoría de vosotros. Dicen que hay un lugar en el mundo para todo el mundo, y después de viajar a ciudades tan fascinantes como Nueva York, Miami, Berlin o Tokio, yo he descubierto que mi lugar está en Londres. Por circunstancias de la vida, no puedo vivir en Londres, pero, por suerte, viviendo en Europa puedo visitarla siempre que quiera. Aprovechando esta situación tan inusual, puedo contaros en este Blog todo lo que necesitáis saber combinando la sabiduría local con los mejores trucos y puntos de interés para turistas.

¿Te ha gustado este artículo?

Comentarios

Deja una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra política de Cookies

Loving London usa cookies para mejorar tu experiencia. Si continuas navegando entenderemos que aceptas las cookies.

Más información OK