Churchill War Rooms

El cuartel general de Churchill durante la II Guerra Mundial

Laura
14. mayo 2019
8 valoraciones

Los amantes de la historia sin duda disfrutarán al máximo de una visita a las Churchill War Rooms en el centro de Londres. Este espacio habilitado en el bunker original que Churchill utilizó como cuartel general durante la 2º Guerra Mundial, incluye todo lo necesario para aprender y entender los acontecimientos que propiciaron el final del conflicto. ¡Un recorrido único por una parte apasionante de la historia mundial!

Detalles de la visita a los Churchill War Rooms

Ver entradas para el museo de Churchill

¿Qué son las Churchill War Rooms?

Como muchas otras ciudades europeas, Londres también sufrió el impacto de la Segunda Guerra Mundial. Siendo hogar del gobierno y la monarquía británica, Londres fue blanco frecuente de las bombas alemanas. Con este panorama, al Primer Ministro Winston Churchill no le quedo otra que trasladar su gobierno a un bunker secreto construido en Whitehall. Desde aquí, su gabinete de guerra y muchos trabajadores gubernamentales sobrevivieron a los ataques del Blitz, y finalmente llevaron a las fuerzas aliadas a la victoria sobre la Alemania Nazi de Hitler.

Matthias en las Churchill War Rooms

Hoy, estos espacios históricos están abiertos al público y se pueden visitar. La exposición incluye el mobiliario original y una exposición informativa sobre lo acontecido durante la primera mitad de los años 40 desde el punto de vista del célebre mandatario inglés.

Comprar entradas online

Diferentes partes del museo de Churchill en Londres

Las Churchill War Rooms están separadas en diferentes zonas que se centran en los diferentes aspectos del trabajo y la vida en este peculiar subterráneo. La exposición cuenta la historia del Primer Ministro Winston Churchill y de los empleados que lo acompañaron en este Bunker durante una de las fases más importantes de su carrera política a través de diferentes muestras interactivas.

1. Cabinet War Rooms

Lo primero que vemos tras entrar al museo son las salas del gabinete de Churchill. En este espacio se reunía el gobierno durante la guerra para discutir los siguientes pasos y en su sala de mapas se analizaban los movimientos de las tropas enemigas. Es de hecho esta sala la que hace la visita a las Churchill War Rooms tan apasionante. La sala se cerró y se selló en agosto de 1945 y al volver a abrir sus puertas, no solo encontraron los mapas con miles de agujeros de los alfileres que simbolizaban las naves, sino que también aparecieron tres azucarillos que el último oficial en salir dejó olvidados. Todo está hoy prácticamente igual que hace 75 años. ¡Impresionante!

Museo en el Búnker de Churchill en Londres

Aquí también podréis visitar una pequeña habitación secreta en la que, ya entonces, Churchill tenía un teléfono con línea directa a la Casa Blanca para hablar con Franklin D. Roosevelt siempre que lo necesitase. La habitación era tan secreta, que en su puerta colgaba un cartel que indicaba «Aseo privado de Churchill».

2. Churchill Museum

En esta sección, aprenderéis todo sobre la vida de Churchill, desde su infancia hasta su carrera militar pasando por sus dos mandatos como Primer Ministro británico. La galardonada exposición recrea la vida turbulenta de uno de los hombres más influyentes de la historia moderna de Gran Bretaña. Aquí encontraréis extractos de sus discursos y algunas de sus pertenencias personales (como uno de sus icónicos Habanos). La exposición también incluye una antigua puerta del 10 de Downing Street y algunas de las pinturas de Churchill. Una oportunidad única de descubrir la faceta artística de uno de los políticos más importantes de todos los tiempos.

Carteles en el Museo de Churchill en Londres

Tened en cuenta que el Museo de Churchill, puede resultar un poco abrumador debido a que reúnela una gran cantidad de objetos en muy poco espacio. Mi consejo: empezar la visita en el sentido contrario a las agujas del reloj, yo no me di cuenta hasta el final de la visita de que lo estaba haciendo mas. De ha que no entendiese la mitad. Además el «documental» interactivo sobre la vida de Churchill no funcionó especialmente bien durante nuestra visita, pero estoy segura de que en otra ocasión podía haber estado leyendo aquí durante horas.

3. La vida en el bunker de Churchill

Hoy en día nos es imposible imaginar la vida durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la tercera parte del museo llamada «Encubierto: La vida en el búnker de Churchill», nos acerca un poco a lo que debieron ser aquellos días para los integrantes del equipo del primer ministro. Imágenes históricas, entrevistas con antiguos empleados y los objetos cotidianos de la vida en el búnker. Un punto curioso son las máquinas de escribir importadas de Estados Unidos que usaban las secretarias por deseo expreso de Churchill. Al político le molestaban mucho los ruidos y consideraba que las maquinas americanas eran más silenciosas que las europeas. Como veis son muchas las anécdotas que descubriréis durante una visita a las Churchill War Rooms.

Interior del Bunker de Churchill en Londres

4. Churchill y Oriente Medio

Una de las partes de la vida de Churchill que desconocía, es la relación bastante complicada que mantuvo con Oriente Próximo y Oriente Medio. En la última parte de la exposición podréis aprender sobre esta faceta del mandatario a través de fotografías, mapas y cartas de principios de la década de los años 20.

Entradas para los Churchill War Rooms

Las entradas para las Churchill War Rooms las podéis comprar fácilmente online. Os recomiendo hacerlo así ya que el día de nuestra visita esperamos 90 minutos de cola solo para poder comprar los tiquets. Como veréis en la foto de más abajo, los visitantes con entrada entrar por la cola prioritaria y se saltan la mayor parte de la espera. Esto se debe a que debido a lo estrecho del espacio, no dejan entrar a demasiada gente al mismo tiempo y solo venden entradas dependiendo del aforo. En resumen, si queréis aseguraros el acceso, y ahorraros dos horas de esperar a la intemperie como nosotros, ¡comprad las entradas online!

Ver precios y disponibilidad

Consejo: Una vez en el museo podéis solicitar gratis una audioguía en español. Os lo recomiendo especialmente si no os sentís muy cómodos con el inglés. El museo tiene muchísima información que es fácil perderse si no se domina el idioma, por ello la audioguía ayuda a seguir la historia sin tener que hacer esfuerzos innecesarios.

Cola de entrada al Museo de Churchill en Londres

Nuestra experiencia visitando las Churchill War Rooms

Sinceramente nos gustó muchísimo. En cualquier caso, una de las cosas que pudimos observar es que este museo es especialmente popular entre los turistas norteamericanos, lo que hace que las colas sean interminables. No me entendáis mal, hemos esperado colas de este tipo en otras atracciones de Londres como el London Eye, pero en el caso del Museo de Churchill no nos lo esperábamos y nos sorprendió bastante. Por lo demás, mi mayor consejo es que vengáis con tiempo, la exposición no es excesivamente grande, pero está abarrotada de objetos e historias interesantísimas. Nosotros acabamos pasando más de dos horas en el búnker y aún salimos con la sensación de no haberlo visto todo.


Otros puntos de interés cerca del Museo de Churchill en Londres

Las Churchill War Rooms se encuentran situadas en el centro de Londres, en el monumental barrio de Westminster. Esto hace que sea una visita ideal para combinar con otras visitas y actividades turísticas.

¿Te ha gustado este artículo?

Kommentare

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra política de Cookies

Loving London usa cookies para mejorar tu experiencia. Si continuas navegando entenderemos que aceptas las cookies.

Más información OK